sábado, 7 de mayo de 2011

MILITANCIA Nº 6

La revista "MILITANCIA peronista para la liberación" es realmente el trabajo militante de Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde. Marcó la vida de aquellos militantes revolucionarios de 1970 y también la de Ortega Peña quien prefería concentrarse en su trabajo intelectual o político más que en diagramas de seguridad o contención. "La muerte no duele", insistía y enseguida pasaba al comentario de la actualidad o la preparación de su revista. Primero fue Militancia peronista para la liberación, clausurada por orden del gobierno en marzo de 1974, y luego De Frente, que retomaba el nombre de la vieja publicación de John William Cooke. Tenían una gran influencia sobre la militancia. Sus posturas críticas eran un dolor de cabeza, tanto para el gobierno como para las distintas organizaciones políticas.
Progresivamente se habían distanciado del tercer mandato de Perón. Una brecha cada vez más profunda se había abierto tras el "Perón vuelve", que ellos habían alentado. Su participación en el chárter que trajo al General en su regreso a la Argentina, en noviembre de 1972, parecía ya parte de una historia ajena.
Se opusieron tenazmente a la designación de José Ber Gelbard como ministro de Economía y a gran parte de los miembros del gabinete. Tampoco aceptaron la "teoría del cerco" con la que muchos intentaron explicar el curso que tomaba la tercera presidencia de Perón, que -según denunciaron los dos amigos- era una traición al pueblo argentino y un abandono del programa que éste había votado. "Yo creo que el peronismo debe aportar hacia la patria socialista desde el peronismo.
Hay un camino de transición que debe recorrerse rápidamente. Pero el programa del Frejuli ha sido abandonado. Acá, ahora, gana (Alejandro) Lanusse o el peronismo", afirmaba Ortega Peña en marzo de 1974, en declaraciones publicadas por la revista Así. La mención del ex presidente Lanusse apuntaba a denunciar del gobierno como "continuista" de la anterior dictadura militar. Hacía sólo unos días que Ortega Peña había asumido como legislador nacional y ya daba muestras del papel que desempeñaría en el Congreso. Ortega Peña, quien antes de ser legislador fue historiador, editor de autores nacionalistas, abogado sindical y de presos políticos, fue acribillado el 31 de julio de 1974, un mes después de la muerte del ex presidente Juan Domingo Perón.

No hay comentarios: